Candidaturas a los premios de 2017 de liderazgo en el ámbito del empoderamiento económico de las mujeres

En anglais / En français

Para celebrar el Día Internacional de la Mujer, el Centro de conocimiento de Oxfam sobre el empoderamiento económico de las mujeres (WEE) en la agricultura ha organizado los premios de 2017 de liderazgo en el ámbito del empoderamiento económico de las mujeres para reconocer la excepcional contribución del personal de Oxfam y de las organizaciones socias en este sector. Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Oxfam Internacional, anunciará a los ganadores el Día Internacional de la Mujer (el 8 de marzo de 2017). 

Hemos recibido 43 candidaturas para personas inspiradoras de 32 países. Hay 29candidaturas de colegas de organizaciones socias y comunitarias, 9 de las oficinas de país de Oxfam y 5 de equipos de Oxfam a nivel más global.  A continuación pueden encontrar una lista de los candidatos y candidatas y las razones por las que se les ha nominado.

Organizaciones socias y comunitarias

Asia

Marie Lisa Dacanay, de Filipinas, por utilizar indicadores de género en una sólida propuesta para conseguir unos servicios transaccionales y transformativos equilibrados con el objetivo de favorecer el empoderamiento económico de las mujeres y la transformación de género, así como por su influyente trabajo en plataformas de alto nivel.

Monwara Begum, de Bangladesh, por su evolución hasta convertirse en líder de su comunidad y abordar el matrimonio infantil en ella a través de su labor de incidencia tanto a nivel comunitario como gubernamental,  consiguiendo erradicar dicha práctica en su comunidad el año pasado.

Naguleswaran Pushpawathy, de Sri Lanka, por aplicar con éxito las habilidades que adquirió durante el trabajo de programa para participar en actividades económicas, y por utilizar su influencia como líder en organizaciones de base comunitaria para multiplicar el impacto del intercambio de conocimiento.

Kumar Suganthini, de Sri Lanka, por crear un grupo de ahorro y crédito para personas con discapacidad y mujeres, y por generar oportunidades de empleo para las mujeres.

Simone Phuangvilay, de Laos, por aplicar la formación que recibió sobre la metodología gender action learning a los medios de vida, al formar a mujeres de comunidades étnicas.

Masnuah (más conocida como Mbak Nuk), de Indonesia, por fortalecer la autonomía de las mujeres pescadoras al establecer una cooperativa que proporciona capacitaciones comerciales, por su participación en la distribución de ayuda a los barcos pesqueros y por su papel como secretaria general de la Sisterhood of Indonesian Fisher women (hermandad de mujeres pescadoras de Indonesia), que representa a más de 14 organizaciones.

Sadiqa Salahuddin, de Pakistán, por su trabajo en el acceso a la educación de las niñas y por fomentar el desarrollo de habilidades técnicas y vocacionales a través de dos centros de formación (artesanal y vocacional) que ella misma ha creado.

África

Salphy Dibona Nkoana, de Sudáfrica, por crear una próspera cooperativa de mujeres centrada en el reciclaje de residuos, y por su liderazgo, determinación y competencia para lograr un cambio de actitud en las familias y las comunidades sobre el empoderamiento económico de las mujeres.

Aisha Mohammed Ahmed Thawab, de Yemen, por crear una ONG que ha participado en la respuesta humanitaria en Yemen en asociación con Oxfam, con un gran potencial en el sector del empoderamiento económico de las mujeres.

Mazouma Sanou, de Burkina Faso, por apoyar a las mujeres a la hora de gestionar créditos y procesamiento de cereales así como por desarrollar actividades de generación de ingresos en más de 25 grupos rurales.

Kafui Kuwonu, de Togo, por facilitar el grupo de género en el marco de la campaña CRECE, por crear un grupo de género para la política regional agrícola de ECOWAS y por su labor de coordinación e incidencia frente a responsables de políticas para desarrollar una guía para la transversalización de las cuestiones de género en las políticas y los programas agrícolas.

Emelda Nanyangwe, de Zambia, por su gran esfuerzo para fomentar la participación de las mujeres en el sector lácteo, por mejorar la actitud de las mujeres en ese sector a través del fortalecimiento de capacidades, por su labor como mentora y coach y por defender los derechos de las pequeñas productoras ante múltiples partes interesadas.

Fihil Agoy, de Chad, por reunir a las vendedoras de pescado de todo el país, garantizando el acceso a productos básicos e incidiendo con gran éxito para que se desarrollen infraestructuras de calidad y formar a las mujeres para que desarrollen habilidades comerciales y productivas.

Julie Cisse, de Senegal, por su trabajo de campaña para promover los derechos de las mujeres sobre la tierra y por crear y liderar una organización central compuesta por 300 grupos de mujeres para incidir por el progreso social de las mujeres.

Laureen Karayi Nabimanya, de Uganda, por liderar un innovador trabajo de incidencia ante el Gobierno de Uganda en materia de trabajo de cuidados no remunerado, como parte del empoderamiento económico de las mujeres.

Oriente Próximo, Asia Central y Europa

Madeleine Kulab, de los Territorios Ocupados Palestinos, por ser la única pescadora en Gaza en un sector dominado por los hombres, y por atraer los ojos del mundo a un sector que se ha visto fuertemente afectado por el bloqueo y por la situación general en la Franja de Gaza.

Gulnora Kamolova, de Tayikistán, por el apoyo que otorga a mujeres en situación de pobreza y vulnerabilidad a través de asesoramiento jurídico en temas como los derechos sobre la tierra, el divorcio y el acceso a recursos públicos, así como por fortalecer la confianza de las personas que la rodean.

Sukaina Aburrub Samhan, de los Territorios  Ocupados Palestinos, por su enfoque holístico sobre el empoderamiento económico de las mujeres en agricultura en dos zonas de Cisjordania, incluyendo apoyo a grupos de productoras así como el fortalecimiento de capacidades para acceder a los mercados y establecer conexiones con los grandes distribuidores.

Eaetemad Rafallah Abdallah, de Egipto, por difundir el aprendizaje de las formaciones para aumentar los ingresos de las mujeres a través de la artesanía y apoyar la mejora en la calidad de la artesanía beduina y la valoración de los recursos naturales, como los tintes naturales, a fin de fomentar el empoderamiento económico de las mujeres.

Aida Zubčević, de Bosnia y Herzegovina, por unir a las mujeres empresarias y a las mujeres rurales para abordar prácticas discriminatorias y empoderar a las mujeres para que defiendan sus derechos económicos, por desafiar las normas tradicionales y por crear una sólida colaboración con mujeres parlamentarias así como una “estrategia para el desarrollo de las mujeres emprendedoras”.

Salhi Amina, originaria de Marruecos, por su labor de sensibilización directa con recolectoras de bayas por sus derechos y por su defensa a nivel nacional y local con el objeto de mejorar la implementación de las leyes laborales y tener un mejor acceso de dichas trabajadoras al sistema nacional de seguridad social.

Fatima Zohra Harhour, originaria de Marruecos, por su labor para promocionar un aumento al reconocimiento del trabajo de las mujeres con el objeto de mejorar su acceso a los derechos laborales de la seguridad social; y por su contribución en identificar el abandono de estudios de las niñas como la causa principal de la falta de empoderamiento económico de las mujeres y hacer que las niñas, los padres y el personal escolar tome más conciencia sobre este tema.

Zohra Tahan, originaria de Marruecos, por su labor de promoción para concientizar a las mujeres a mejorar su acceso a los derechos laborales de seguridad social y por ser la portavoz de las trabajadoras ante de las empresas procesadoras de bayas durante los eventos públicos.

Américas

Magaly Licolli, de Estados Unidos, por apoyar a Oxfam a identificar inspiradoras historias para mejorar las condiciones en las que trabajan las mujeres en plantas de procesamiento de aves en Arkansas y por aprovechar el poder de las coaliciones para maximizar el impacto.

Sonia Lopez Quiroz, de Bolivia, por lograr establecer un negocio de piscifactoría, enseñar a otras productoras habilidades comerciales básicas y fomentar la creación de una asociación de mujeres pescadoras compuesta de 31 copartes, la cual ella misma dirigió hasta hace poco para después pasar a ser la representante legal de una empresa ligada a la asociación.

Ester Salinas, de Paraguay, por su papel como secretaria de la juventud  en una asociación campesina regional que trabaja para lograr mejoras en las infraestructuras de los mercados y para lograr una política municipal que fomente la agricultura familiar.

Juana Mercedes, de República Dominicana, por su duradero compromiso a favor del desarrollo de las mujeres campesinas y su derecho sobre la tierra, trabajo por el que ha recibido una medalla al mérito concedida por el Gobierno.

Martha Lilia Calleros Colonii, de México, por destinar más de 40 años de su carrera profesional al empoderamiento económico de las mujeres indígenas y por encabezar una red de 33 empresas sociales y 3.000 mujeres artesanas (en su mayoría indígenas) de 12 estados mexicanos.

Josefina Ruiz Díaz Baeza, de Paraguay, por su papel dirigente en una organización de mujeres campesinas e indígenas, y por su papel como parte de un grupo de productoras que proporciona escuelas comunitarias para adultos.

Simene Joseph, originaria de Haití, por su contribución al desarrollo de las cadenas de valor frutícola y por su compromiso de apoyar a la juventud que logró que la reconocieran como una de las 12 Personalidades del año 2016 entre ejecutivos y productores del sector agrícola de Haití.


Oxfam

Personal de país

Dahlia Ahmed, de Iraq, por su compromiso personal, por asegurar que el empoderamiento económico de las mujeres sea un elemento central de los programas humanitarios de Oxfam y por sus soluciones innovadoras para que las mujeres desplazadas internamente puedan participar más en actividades económicas, de las que se hicieron eco grandes publicaciones.

Sr. Badi Akhter, de Bangladesh, por su labor de campaña para poner fin a las violencias contra las mujeres y diseñar un programa insignia (flagship) centrado en el empoderamiento económico de las mujeres que ha creado gran expectación.

Shamema Akther Shamme, de Bangladesh, por su trabajo para vincular el empoderamiento económico de las mujeres y las violencias contra las mujeres, por fortalecer las capacidades de las organizaciones socias en materia de empoderamiento económico de las mujeres, por desarrollar estrategias innovadoras para reducir la carga de cuidados y por su utilización de los medios de comunicación masivos para generar debate sobre el trabajo de cuidados.

Bushra Ahmad, de Pakistán, por su capacidad de escucha a las jóvenes, hacer que otras personas escuchen y por la influencia que ejerce.

Jolly Nur Haque, de Bangladesh, por su papel para impulsar un método participativo para trabajar con jóvenes, por su energía y entusiasmo para que las mujeres jóvenes participen en pie de igualdad en los procesos de toma de decisiones en una sociedad donde tradicionalmente son los hombres quienes toman las decisiones.

Aliya Mudmarn, de Tailandia, por apoyar a las mujeres a abrir un espacio compartido de trabajo, lo que supone una zona segura para el debate, aprender nuevas técnicas y mostrar sus productos, así como por representar a Oxfam en foros externos.

Leah Mugehera, de Kenia, por coordinar la Iniciativa Kilimanjaro sobre los derechos a la tierra de las mujeres en todo Oxfam, en colaboración con otras organizaciones dentro del Consorcio Kilimanjaro y las oficinas de país de Oxfam en África Oriental, Occidental y Meridional.

Swikriti Sharma, de Nepal, por el fundamental apoyo que proporcionó a tres cooperativas dirigidas por mujeres, incluyendo el desarrollo de centros participativos para el aprendizaje, mejoras en el acceso de las mujeres a la financiación y campañas sobre la propiedad conjunta de la tierra.

Le Thi Sam, de Vietnam, por apoyar a mujeres de minorías étnicas para que tengan acceso a capacitaciones sobre extensión agrícola, fomentando su acceso a los recursos naturales a través de una mayor participación en la gestión forestal y desarrollando la cadena de valor del cerdo negro.

Personal regional y global

Thalia Kidder, por su incansable trabajo para abordar el trabajo de cuidado excesivo y desigual, destacando su importancia para que se considere un elemento central del empoderamiento económico de las mujeres tanto interna como externamente, consiguiendo financiación y desarrollando sólidas colaboraciones.

Thies Reemer, por encabezar el desarrollo del programa WEMAN y difundir enfoques para abordar las diversas desigualdades de género en la Confederación Oxfam.

Vincent Trousseau, por garantizar la calidad y la visibilidad del trabajo de Oxfam en materia de empoderamiento económico de las mujeres en plataformas orientadas al exterior.

Simone Lombardini, por dirigir el desarrollo de un enfoque para medir el empoderamiento de las mujeres (incluido el componente económico) buscando aportaciones tanto internas como externas a Oxfam a fin de asegurar una innovación constante y romper los “silos” entre equipos y áreas temáticas.

 

Para obtener más información sobre estos premios, pónganse en contacto con Vincent Trousseau, responsable de Comunicación Digital del Centro de Conocimiento sobre Empoderamiento Económico de las Mujeres en la Agricultura o visiten wee.oxfam.org/nominate2017.

© 2019   Oxfam. Created by Helen Moreno.   Powered by

Badges  |  Report an Issue  |  Terms of Service